LO QUE IMPORTA ES LA “INTENCIÓN” QUE LE DAMOS A LOS OBJETOS, NO EL OBJETO EN SÍ

Categoría: Sin categoría


Podemos usar un cuchillo para matar a alguien o también para cocinar; podemos usar una silla para pegarle a nuestra mascota que nos tiene artos, pero también para sentarnos y disfrutarnos de una deliciosa comida en familia. Infinitos pueden ser los ejemplos y la imaginación.

Siempre, en cualquier acción, existe primero una INTENCIÓN que lleva a una decisión y a un actuar, y esto no ocurre al azar. Tomamos decisiones de usar un objeto en lugar de otro, o de usar un objeto para una acción y no para otra.

Lo que hoy quiero compartir con ustedes, es que se tomen un tiempo para pensar en la INTENCIÓN que le están dando a los objetos, pues el problema realmente no está en los objetos como tal, sino en la INTENCIÓN que le damos al objeto que usamos.

Recuerda, “Lo mejor siempre pasa adentro, en tu propio Hogar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares